20-03-2020

#QUÉDATEENCASA Y RESPIRA

Las circunstancias externas pueden despojarnos de todo menos de una cosa: La libertad de elegir cómo responder a esas circunstancias.Victor Frankl

ConsejosPsicólogos online


Estamos atravesando una época difícil, una crisis colectiva que a veces no es fácil de aceptar y la incertidumbre y el miedo que nos rodea y experimentamos, nos lleva a sentir ansiedad, rabia, frustración, agobio y desesperanza, para nombrar algunas de las sensaciones. Por otro lado, también surge el sentimiento de unidad y ayuda humanitaria para colaborar entre todos a mitigar esta epidemia que nos concierne a todos y luchar por la vida que añoramos.

La tarea de #quédate en casa no es tan fácil como parece, y nos lleva a enfrentarnos a algunos de nuestros miedos o incomodidades que aparecen en la #cuarentena: aburrimiento, estar sometido a innumerables noticias que nos llevan al miedo, encontrarnos cara a cara con la soledad, tropezar con nuestros fantasmas internos y/o sombras que no queremos ver, entre otros…

Queremos compartir con vosotr@s algunas recomendaciones y/o pautas que nos están sirviendo para enfrentar la situación con calma, tranquilidad y responsabilidad, y que quizás puedan ayudaros como amig@s de compañía:

  • Si estás trabajando desde casa, es importante realizar y organizarte el trabajo estableciendo una rutina (parecido a la rutina que realizas desde tu lugar de trabajo real), cumpliendo horarios, vestirte para la ocasión, hacer tus descansos y evitar el “bombardeo” de noticias y mensajes del móvil, que distraen y a la vez ayudan a entrar en la rueda del malestar haciendo presente en todo momento la situación actual.

  • Para los que no trabajan, el establecer una rutina de cómo será el día también ayudará a estar ocupado, y ayudará a la actitud y motivación para ese día. Puede ayudarte el aprovechar para hacer cosas que tienes pendientes, o que dejas siempre al final porque refieres no tener tiempo: leer, ver alguna película o serie, limpieza de armarios y cajones antiguos, etc. Regalarte tiempo y descanso, aflojar el ritmo frenético diario que impide pararnos incluso a “respirar”. E incluso dándole rienda suelta a tu creatividad y dedicarle un tiempo libre en el horario para dejarte llevar: jugando, pintando, bailando, escribiendo, cuidando plantas, manualidades, tocar un instrumento...

  • Para los que le cuestan la soledad, aprovechar para mantener o retomar el contacto con amig@s y seres queridos: llamadas, chats, videollamadas. En muchos barrios hay contacto cada cierto tiempo: aplausos (y de paso tomamos conciencia por las personas que dedican su vida y tiempo en ayudar a los demás), compartir por los balcones..que ayudan a ver que otras personas están también en esta situación y se comparte el sentimiento de unidad. El humor ayuda a combatir la tristeza y relativizar lo que no es tan grave.

  • Para personas que conviven con hij@s, dedicaros un tiempo a jugar, cocinar, aprender juntos, aprovechando los momentos y encuentros familiares. Y los que necesiten un tiempo de soledad, buscar momentos y rincones de la casa para dedicarle un tiempo a estar consigo mism@s, meditar, practicar la respiración..Y dedicarse al autocuidado de belleza, porqué no.

  • Si en algún espacio de la casa te lo puedes permitir, dedicar un tiempo a estirar, hacer ejercicio, yoga, mindfulness, respira por la ventana o terraza, disfruta de algunos rayitos de sol. Existen tutoriales y clases online de muchos profesionales.

  • Antes de finalizar el día, agradecer aspectos buenos/positivos que SÍ están en tu vida, y apreciar los pequeños detalles que son los necesarios y los que componen los más grandes. Ya el respirar, tener salud y VIVIR ES UNO DE LOS MÁS GRANDES REGALOS.

  • Para evitar el exceso de información y la hiperestimulación con noticias que pueden darnos sensación de agobio e ansiedad; apagar el televisión en casa, salvo programas concretos (musicales, culturales, infantiles…), desconectar el móvil en algunos momentos (trabajo, comidas y cenas, si hablas con alguien de tu familia..), distribuye el tiempo en el que quieres recibir noticias (cuántas veces al día, después de que actividad..).

  • Aceptar que “es difícil”, “que vamos a tener periodos de pasarlo mal”, reconocer emociones negativas que sentimos y en vez de evitarlas o rechazarlas, observarlas, darles un lugar y sentido al momento que se vive, no aumentarlas o darles más importancia, canalizarlas cambiando de pensamiento y/o actividad y observaremos que se desvanecen poco a poco. Aprender a parar, a frenar el ritmo diario y mecánico que te aleja de tu persona y del verdero contacto contigo y con los demás. También ayuda compartir tus sentimientos y experiencia con otras personas con las que sientas apoyo y te sientas escuchad@, y VIVIR DÍA A DÍA.

Compartimos esta frase de Victor Frankl, muy adecuada para estos momentos: ”las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de elegir cómo responder a esas circunstancias”.


Un abrazo caluros♡ del Equipo de Mayam!

Descargate nuestros consejos en PDF


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *